CRONOLOGÍA

Volver

1952 – 1972

De regreso a Primera 1952.

Al cumplir sus cincuenta años de vida Montevideo Wanderers debió militar por primera vez en la Segunda división de nuestro fútbol. Duro momento en la vida la institución bohemia.

Permanecieron algunos jugadores del plantel de la temporada anterior, se incorporaron
otros  y determinados players que habían anunciado su retiro reconsideraron su
decisión. El ejemplo más importante fue el de José María Medina gran goleador quien
permaneció un año más en las canchas con el fin que el equipo de sus amores regresara
a la máxima divisional de nuestro fútbol. Además se destacó el retorno al arco del gran
golero Juan Bautista Besuzzo quien había tomado también la decisión de retirarse.
Tras una gran campaña los bohemios obtuvieron el título de Campeón Uruguayo
regresando inmediatamente a la Primera División.

En 1953 los bohemios cumplieron una meritoria performance en el Torneo Uruguayo
cumpliendo con el objetivo de permanecer en la categoría, hecho que repitió en la
siguiente campaña.

En ambas temporadas se destacó el centrodelantero Oscar Chelle quien con sus goles
posibilitó la conquista de puntos para el equipo albinegro.

Cuando se  llegó a  la mitad de la década los albinegros  retornaron a las primeras
posiciones en el fútbol nacional.

Wanderers 1956.

En 1956 obtiene la cuarta colocación en el torneo competencia y quinto en el uruguayo.
El Campeonato Competencia de 1957  marcó el retorno de Wanderers a la definición de
un torneo oficial. A falta de una fecha los bohemios estaban igualados con Peñarol.
En la última fecha los wanderistas se enfrentaron a Racing en el Parque Viera. Ante un
escenario abarrotado los bohemios desplegaron su mejor fútbol pero no pudieron
doblegar a la gran defensa albiverde terminando el cotejo igualado cero a cero.

Mientras tanto Peñarol doblegó fácilmente a su rival obteniendo el título.
Meses después los bohemios se tomaron su revancha al vencer a Racing por cuatro a
cero a domicilio condenándolo a descender a la segunda categoría.

Wanderers de gira por Brasil 1957.

 

La aparición del gran delantero Julio Toja.

En 1958  comenzó a formar parte del equipo uno de los jugadores más vistosos en toda
la historia bohemia, Julio Toja. Por aquellos años formó parte de una gran línea delantera
wanderista integrada por Rumbo, Nario, Guaglianone (goleador del Campeonato
Uruguayo de 1959), él y De León.

En ese año Wanderers culminó en el quinto puesto en el Uruguayo, misma  posición que
ocupó en  las temporadas de 1959 y 1960.

Nuevo descenso, 1961.

En el año 1961 hubo varios cambios en la institución albinegra. Hasta modifica
totalmente su uniforme. Deja la vestimenta clásica por años de rayas verticales gruesas
blancas y negras, pantalón negro y medias de caña gris por un uniforme a rayas
verticales finas blancas y negras, pantalón blanco y medias blancas con vivos finos
negros. Fue un año irregular para el bohemio.

Culminó en el fondo de la tabla definiendo el descenso con el Centro Atlético Fénix
quien se impuso en las finales por cuatro a cero y tres a dos.

Regreso triunfal a Primera,1962.

Inmediatamente regresó Wanderers al círculo de privilegio. Obtuvo el Campeonato de la
Segunda División en forma amplia y merecida. Se formó un equipo con experiencia y
juventud. El internacional Walter Taibo al arco, el brasileño Beico y Nelson Diaz en  la
zaga, Hermin, Poy Moreira en la zona media, Castelnoble, el campeón intercontinental
Ledesma, Guaglianone, Ferreri y De León en la delantera. Fue un gran equipo.

Gran animador de los Campeonatos Uruguayos 1963 y 1964.

De retorno a la divisional A la performance del primer equipo fue brillante. Tercero en
las temporadas de 1963 y 1964 teniendo tardes memorables en el Estadio Centenario
frente a los grandes. El equipo en esas dos campañas no sufre grandes modificaciones.
Alineó a Taibo, Beico, Diaz, Hermin, Poy, Cámera, Castelnoble, Ledesma o
Bertochi, Guaglianone o Flores, Toja y Ferreri.

Además Wandererses  fue  el  club que llevó  más  público  a  las  canchas   después de
Nacional y Peñarol por aquellos años.

Nueva decepción 1966 y otro descenso.

En 1965  la campaña en el torneo local fue muy pobre. Culminó penúltimo.
Para 1966 se creó un nuevo sistema del descenso. Por primera vez se acumuló el puntaje
del Torneo Uruguayo del año anterior.

Por supuesto que este cambio perjudicó al bohemio. Para salvarse tenía que pelear el
el título del Campeonato Uruguayo. Dicho hecho ocurrió en la primera rueda, pero no
pudo mantener ese nivel decayendo en el final del torneo comenzándose a jugar en
segunda división.

Wanderers 1966.

Buenas campañas pero sin ascenso 1967-1968.

Lucha por ascender en ambos Torneos pero sucumbe. En 1968 permanece primero
hasta la última fecha pero pierde uno a cero con Bella Vista en un partido muy polémico
relegando al equipo bohemio a la tercera colocación. Fueron ases de ese equipo Mario
Bergara y Julio Toja.

Al borde del abismo 1969-1970.

En 1969 el equipo albinegro vivió su peor crisis. Con grandes limitaciones económicas
y por lo tanto deportivas afrontó la temporada culminando en la sexta colocación.

En 1970 mejora la posición finalizando cuarto. En esa temporada debutó uno de los
mejores arqueros en la historia de Wanderers, Miguel Ortiz quien se incorporó desde

Argentina país natal del notable jugador.

Por esos años ingresó a la presidencia del club Mateo Giri. Con él Wanderers recuperó
mística, protagonismo a nivel local y prestigio a nivel internacional.

En 1971 y 1972 Wanderers formó un equipo férreo que lo hizo retornar a primera
división.

Los bohemios se radicaron  en Las Piedras y en esa   ciudad  tras vencer a Racing por
uno a cero con gol de Aníbal Alves retornaron  a Primera División a fines de la última
temporada nombrada.