Copa Libertadores
16 mayo, 2015 - 5:08 pm

Wanderers perdió 2 a 1 contra Racing y de esta forma se terminó la Copa Bridgestone Libertadores para el bohemio.

Allá fueron, los pibes a intentar quedar en la historia grande de este club. Recordemos que Wanderers nunca había llegado a una instancia de cuartos de final, y esta era una enorme posibilidad.

Si bien era uno de los partidos más importante de su carrera para la mayoría de nuestros jugadores, ellos estaban tranquilos, confiados, y sobre todo con muchas ganas de hacer historia. Más luego de ver el partido en Montevideo, donde Wanderers sorprendió a Racing siendo más en varios tramos del partido.

El equipo titular fue el mismo y una vez más los pibes de Alfredo no se achicaron ante un estadio con 50 mil espectadores cantando y gritando en su contra. Todo lo contrario, se agrandaron para salir a jugar el partido de vuelta de igual a igual. “Llegamos hasta aca por atrevidos, como no le vamos a salir a jugar de igual a igual de nuevo”, dijo el Profe Ignacio Berriel antes del encuentro.

El primer tiempo de Wanderers estaba siendo muy bueno, controlando la posesión y haciendo jugadas de una cantidad de pases interesantes para acercarse al arco rival.  Si bien el primer gol de Racing llegó a los 15 minutos del primer tiempo, el equipo tuvo la grandeza de seguir jugando e intentando lo que nos tienen acostumbrados. El segundo gol de Racing llegó a los 39 minutos y el primer tiempo terminó 2 a 0. Capaz que un resultado abultado para lo demostrado por ambos equipos en la cancha.

Como era de esperar, Wanderers salió con toda a buscar el gol. Racing se defendió y sus líneas estabas muy cerca del área. Esa fue la manera que el local impidió al bohemio los avances o intentos. Cuando parecía que ya estaba todo sentenciado, este equipo demostró una vez más que hasta que el juez no pita el final ellos iban a seguir dando pelea. A los 89 minutos Maxi Olivera ejecutó un tiro libre de forma espectacular e hizo que sea en vano el intento de Saja por atajar esa pelota.

Si bien se hicieron 6 cambios, el juez habló dos veces con el técnico Cocca con la pelota bajo del brazo, y se demoró en varias oportunidades, se adicionó 3 minutos. De estos tres minutos adicionados no se jugaron todos, y el juez terminó antes el partido y puso punto final a la participación de Wanderers en la copa.

Orgullo y agradecimiento para nuestros jugadores y para nuestra hinchada, que acompañó siempre a estos pibes atrevidos que se fueron a desafiar a quien se les ponga adelante en el torneo más importante de Sudamérica.